dijous 29 de gener de 2009

 

La Educación en forma de Autogestión

Cuando el proyecto educativo familiar no tiene cabida en ninguno de los proyectos educativos que el estado ofrece gratuitamente, se escoge -si se disponen de recursos económicos- alguna escuela privada. Si no se dispone de capacidad de gasto suficiente, o no existe ningún centro educativo que se adecúe al modelo educativo de la familia, queda un refugio: la escolarización mediante el sistema Home School (educación en casa). Ésta es la última salida que queda a los padres para llevar a cabo su proyecto educativo familiar.

Casi todos los Sistemas Educativos actualmente están construidos sobre los TERRITORIOS nacionales, y no sobre las FAMILIAS, ni sobre las personas, por un problema de origen histórico de la generalización de la educación universal en la segunda mitad del siglo XIX, que se abordó en la mayoría de países desde el estado. Los estados se dieron cuenta de que disponían de un instrumento de primera magnitud al que –desde entonces- ningún político quiso ni quiere renunciar. La propuesta es que el Sistema Educativo no debería ser exclusivamente TERRITORIAL, sino EXTRA-TERRITORIAL. En la actualidad española hay una pseudo-elección absolutamente restrictiva, encorsetada y dirigida. Sólo se puede optar entre pública y concertada, si se quiere la gratuidad de la enseñanza[1].

Obviamente, el alumnado no pertenece al estado –como si de un ejército se tratase- ni a los administradores de los centros educativos, sino que son los progenitores los titulares del derecho a la educación y del deber de ejercerlo. El estado, en su intento de resolver el “bienestar” de todos, se ha apropiado indebidamente del derecho de educar, invadiendo el campo correspondiente a los padres, sea por abdicación de éstos, sea por comodidad, por ignorancia, etc. En algunos casos, el estado utiliza la coacción económica –“si quieres hacer lo que te dé la gana en educación, te lo pagas”- como principal arma para retener a los ciudadanos dentro del SE del estado.

El modelo alternativo de educación en casa como sistema de formación personalizada global e integral debería estar tutelada por la UNESCO. De hecho, en la actualidad, ya existe en Ginebra una entidad que gestiona los títulos internacionales. Es una entidad privada que se independizó de la Unesco e interactúa con los centros docentes convencionales. Se trataría de crear una organización internacional de las mismas características que la que gestiona los estudios internacionales –como, por ejemplo, el Bachillerato Internacional-, pero que interactuara directamente con las familias. Se podría pensar –a nivel organizativo- en algún sistema de coordinación territorial. Se operaría vía internet en aulas virtuales según proyecto lingüístico. Deberá necesariamente adaptarse según los acentos específicos de cada país o zona en el que este tipo de Escuela Internacional Familiar Alternativa desarrolle sus actividades. Las reticencias que podría generar en una institución centenaria (colectivos de profesionales) podrían ser importantes por su carácter rompedor y desmonopolizador del Sistema Educativo tradicional de Estado.

No es un sistema alternativo disidente con el estado, sino coincidente con las necesidades educativas de la familia. Difiere del sistema educativo convencional, y, en algunos casos -como en concreto el SE español-, pretende mejorarlo sustancialmente, dados los malos resultados que se obtienen[2] y la rigidez programática, agravada por las últimas leyes y proyectos de ley. No se pretende invitar a abandonar la lucha por la defensa de los derechos civiles de los ciudadanos. Utilizar todas las vías posibles para dicha defensa es una obligación. Sucede que en determinadas ocasiones, esta lucha jurídica puede llevar un período de tiempo largo. Es por ello que disponer de instrumentos alternativos permite dar continuidad al proyecto educativo de cada familia.

Dedicarse a crear únicamente un Sistema Educativo nuevo sería una visión chata de la cuestión; lo que se propone es un Sistema de Formación Personalizada Global e Integral que puede acompañar a la familia a todas partes del mundo, y, si se quiere, durante todo el tiempo que convenga.

No sería una claudicación para pasar a sumergirse en las catacumbas ni una dejación de derechos; por el contrario, sería un mecanismo posible de ejercicio de los derechos a pesar de las legislaciones restrictivas o dirigistas.

Los avances tecnológicos, la necesaria interrelación internacional, los encorsetamientos de las legislaciones –la española en muy alto grado-, las rigideces de los sistemas educativos, las megainversiones necesarias para crear una escuela convencional, las trabas administrativas y políticas para llevarlas a término, hacen que exista un espacio claro para una escuela internacional que disponga de sus múltiples sistemas educativos.



[1] Existe alguna institución privada que imparte enseñanzas internacionales, con sede en Suiza, pero con programas y directrices propias.

[2] Ver diferentes informes PISA de comparativa de paises del mundo y cfr.Education at Glance de diferentes años.






<< Pàgina principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Subscriure's a Missatges [Atom]