diumenge 14 de gener de 2007

 

Entrevista a Lluís Girbau Doctor en Administración y Dirección de Empresas por ESADE


Contacta: girbau@investiga.org

--El hecho que Cat.tenga más escuela concertada (un 40 por ciento) hace que el gasto en enseñanza sea globalmente menor. ¿Qué dinero ahorran los presupuestos de la Generalitat en enseñanza, gracias a la concertada?

Algunas familias de la escuela concertada han venido supliendo con aportaciones la insuficiencia de recursos públicos para paliar esta hipoteca educativa generacional, y por tanto, han corregido el impacto negativo sobre los alumnos. También en algunas escuelas públicas se ha obrado de esta manera con el esfuerzo de las aportaciones de las AMPAS. Por todo lo dicho, el enfrentamiento secular entre pública-privada que las leyes manifiestan no tiene base económica suficiente para sustentarse, especialmente en el caso de Catalunya -como algún sector pretende-, y tampoco en otras Comunidades, como Andalucía, a pesar de que la concertada representa sólo el 10%. La verdadera hipoteca educativa generacional que se está produciendo se debe buscar fundamentalmente en los recursos públicos que no se aplican.

Dentro de la financiación de la enseñanza, catalunya destina menos que otras comunidades: ¿ha recibido menos del Estado?

La pregunta que se debería responder es qué cantidad de los recursos que proceden del estado debería asignarse a Educación no universitaria, y si la parte que corresponde a Educación se ha aplicado en su totalidad.

De los fondos de financiación estatal que deberían corresponder a la educación no universitaria en Catalunya, la Generalitat no ha aplicado la totalidad del importe a esta finalidad. El esfuerzo presupuestario real en educación no universitaria de la Generalitat de Catalunya ha sido como mínimo un 20% inferior a la financiación recibida por parte del Estado central para esta materia, es decir, unos 500 millones de Euros anuales. Si la pregunta se refiere a si la financiación del Sistema Educativo no universitario por parte de la Generalitat en Catalunya es el adecuado, la respuesta sería definitivamente que no se gasta todo lo que se podría. Es más, el retraso producido en diez años -tomando como base para Catalunya el peor sistema de financiación (1990)- estaría en torno a los 3.000 M de Euros. Con los nuevos modelos de financiación para Catalunya esta diferencia entre lo recibido y lo gastado se acentúa considerablemente. Si se tiene en cuenta que el SE está en expansión, y por tanto, se necesita financiación adicional para atender esta circunstancia, los 270 Millones de Euros previstos en el “Pacte Nacional per a l’Educació” para el 2007 serían claramente mejorables, y podría representar una hipoteca para las generaciones que sufran esta falta de recursos. Sin querer abundar, se puede afirmar también que va a ser difícil constatar el cumplimiento de los compromisos de financiación adicionales concretos previstos en el “Pacte Nacional per a l’Educació”.

El hecho de haber destinado parte de estos recursos disponibles a otras prioridades ha repercutido negativamente en la propia universidad. Efectivamente, aunque se hayan destinado recursos adicionales a la universidad, la no aplicación de mejoras en la enseñanza secundaria ha afectado muy peligrosamente a los niveles universitarios. La hipoteca en el nivel educativo universitario proviene de la falta de atención por parte de la Generalitat a los niveles de secundaria. Los recursos se han venido aplicando al incremento de tasas de escolarización de los niveles pre-obligatorios, y -como ya se ha dicho- han dejado de aplicarse parte de los recursos disponibles procedentes del estado a los niveles obligatorios.

Etiquetes de comentaris:






<< Pàgina principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Subscriure's a Missatges [Atom]